Vivencias de una publicista 2017/2018

“A decir verdad, siempre me llamó la atención el mundo de la publicidad. Me planteé realizar la carrera, pero cuando uno acaba de salir del colegio, con la mayoría de edad recién cumplida, lo que menos tiene en la cabeza es en que quiere trabajar para el resto de sus días – hasta que cumpla, al menos 67 años, y subiendo-. Entré en otra carrera, ya fuese por la nota media, que no me llegaba, o por una sociedad que te pide siempre más de lo que tú estás dispuesto a dar. Esa misma que te pide que renuncies a lo que te gusta porque esto no esta tan bien visto. Al final, cinco años después, que no cuatro como en el plan decía, termine mi carrera… ¿Ahora qué?

Ahora sí. Con unos cuantos años más, la cabeza más amueblada, y el futuro mas incierto, decidí que era el momento de estudiar lo que me gustaba de verdad, y es que, ¿Qué sería de la vida sin pasión?,

¿Qué sería de la vida si no persiguiésemos nuestros sueños?

Siempre se me dio bien vender(me).

 

#Vivenciasdeunapublicista2017/2018